domingo, 10 de mayo de 2009

Deberias abrazarme cuando no quede nada



No me llores
que a mis ojos ya no les queda ni una lágrima
y también deberías considerar que las tuyas son de agua y sal
pero las mias fueron tantas que llegaron a sangrar
Nunca me miraste con piedad,
disculpame pero te tratare igual.
Es mi decisión, ya la tome y si no te lo consulte
fue porque mi opinión nunca contó para ti
entonces ¿debería yo pensar en ti?
Igual no valdrá la pena
gritar, luchar, pelear.
Lo que ha de ser así sera.
¿y las heridas?
de seguro la sangre inocente derramada las sanara.
Solo procura no lastimarme a mi,
porque los dioses no sangran
y esa seria la forma incorrecta de proceder.
Mamá.


2/ 4/ 07

8 comentarios:

Jimmy dijo...

feliz dia a las madres

Saludos

Gittana dijo...

Felicidades...!!!!

Esta es una carta a alguno de tus hijos???

Algo triste...

Jho Jho dijo...

Sin palabras!


Bravo! :)

EiiAeZita dijo...

Buen texto.. tiene mucha clemencia en tus letras.. acaso es la rosa azul quien evita las heridas? un gusto leerte.. gracias por firmar

Prince Okami D'aria †Blood Varney† dijo...

si le escribiste eso a alguien en este 10 de mayo...
...debe de haberla pasado sólo pensando... teniendo esas letras en mente...


muy intenso.

saludos.

DREA dijo...

demasiado tiempo pense asi. pero luego deje que el destino se vengara, mi vida no tenia que ver ya con la de ella. ni con la de nadie realmente

Mariano de Toledo dijo...

El pasado es pasado, el presente presente y el futuro no existe, entonces tratemos de salir lo mejor posible de cada situación con el recuerdo del pasado.

Besos, te espero…

†Tobro InFernaL† dijo...

Excelente