jueves, 7 de diciembre de 2006

reflexiones de una mente perturbada


hoy me levante temprano , me sumergí en un baño de dos horas, que no tuvo ningún sentido ya que igual tocaba salir al mundo , a este sucio mundo, pero trate de obviar los malos detalles, me mire al espejo y me dije yo puedo hacerlo, respire profundo y salí al mundo, mi filosofía es, que el mundo es como la emisión nocturna del noticiero, cada día es mas sorprendente que el anterior, nunca sabrás que tan malo puede ser lo que va a pasar.

creo que por eso es importante conocer al enemigo, para estar preparado. pero resulta que mi traumática obsesión con el destino me hizo olvidar por completo del factor sorpresa, como dicen por ahí nada esta escrito, haci que hoy estaba resignada, juraba que ya sabia lo que iba a pasar y de repente ¡ZAS!, sucedió un milagro, el tiempo se detuvo para dejarme descansar.

al principio no lo pude creer, me negué a la idea, ya que me costo mucho aceptarla y cuando por fin encuentro la manera de resignarme, el no tener que hacerlo me sorprende, creo que uno se acostumbra al dolor y al sufrimiento, y cuando no te toca sufrir entonces te quedas en un estado de confusión y te sientes inútil, ya que desde hace un tiempo solo sabes sufrir y sientes que no puedes hacer otra cosa, la oportunidad de ser feliz te asusta porque se convierte en lo desconocido, ya que es un sentimiento que a pasado mucho tiempo olvidado.

bueno el caso es que me lleve mi buen golpetazo, choque de frente con un mundo que nunca deja de girar, confundirme y sorprenderme. mi meta es nunca dejar por lo menos de intentar ganarle. como dicen algunos músicos la vida esta llena de promesas y decepciones, mañana sera igual no se como valla a influir mis acciones de hoy en mi futuro, pero seguiré el consejo de que esperes siempre lo peor para que no te duela mucho.

mañana me volveré a levantar temprano con ánimos y fuerzas para salir afuera a luchar contra el mundo que intenta siempre patear mi trasero, pero tratare de sacarle provecho a las pocas oportunidades de obtener un poco de felicidad que se me presenten. dejare mi pesimismo de lado, pediré perdón por los malos pensamientos y disfrutare un poco.

total seguro en un futuro volveré a sufrir, luego volveré a ser feliz y haci seguira para mantener el balance en el universo y el ciclo de la vida.

pero mañana cuando despierte, no pensare en las cosas malas, solo daré las gracias porque todavía podemos decir una vez mas.
( como verán estoy oyendo panda, hoy me identifico con sus letras )

4 comentarios:

rene dijo...

esto me recuerda algo que coloq en un post...

"desperté con ganas de tener mas sueños…..



Pero decidí seguir durmiendo...."

escuchar panda es bueno¡¡¡¡ tengo una amiga que le gusta y coño... me acorde de algo que tiene q ver con ese grupo.... mejor voy a dormir...

Luis Eduardo dijo...

La única manera de saber que nos gusta el sabor dulce es habiendo probado el amargo y el salado... solo así podremos comparar... benditas sean las decepciones y el dolor, ya que por medio de ellos crecemos y nos mejoramos, y sobre todo nos dan experiencia para enfrentar problemas en el futuro... además el agua es más agradable cuando se toma para aliviar el picante...

No te dejes vencer, escribes muy bien, denotando una sensibilidad que no pega con el mundo actual, pero que es precisamente lo que necesita...

La felicidad es el darse cuanta que no la necesitamos

BrujitaV3Ro dijo...

Entiendo eso de asustarse con las cosas buenas cuando llevas tiempo estando mal... Pero tu tienes las respuestas, en tu mente y hasta en el escrito.

"Cuando oigas a un niños preguntar, ¿por qué el sol viene y se va?
Dile porque en esta vida no hay luz sin obscuridad"

No podrias ser feliz sin conocer el dolor... Adelante

mar dijo...

Como siempre, gira la rueda.
Saludos.